Twitter
Google plus
Facebook
Vimeo
Pinterest

Fluid Edge Themes

Blog

Home  /  Lifestyle   /  ¿Sabías que...   /  ¿Greenwashing? ¡Que no te engañen!

Noticias

greenwashing

¿Greenwashing? ¡Que no te engañen!

Es ya bien sabido por todos que cada vez más usuarios tienen preferencia por aquellas marcas responsables con el medioambiente y algunas empresas se aprovechan utilizando la ya conocida técnica del Greenwashing.

Miles de empresas, tanto grades superficies como PYMES, están haciendo todo lo posible por reducir el impacto ambiental de sus actividades: logística, fabricación y, sobre todo, packaging. Y, es que el sector del envase y del embalaje cambia a gran velocidad debido a la demonización del plástico, a la mala información y la mala gestión actual de los residuos.

Es un hecho que el sector del packaging está obligado a cambiar y buscar formas de producción más sostenibles basadas en un modelo de economía circular.

Pero… ¿Cuántos de los envases etiquetados como “sostenibles” son realmente sostenibles?

greenwashing

Normativas del plástico: un problema añadido

Lo primero que debemos tener en cuenta es que las regulaciones actuales no están favoreciendo una transición lógica y eficiente por parte de las empresas envasadoras hacia un modelo sostenible.

Cierto es que Europa, el actual Gobierno y las diferentes Comunidades Autónomas han creado normativas, pero la poca claridad y la incertidumbre existente solamente consiguen que los fabricantes busquen la comodidad de seguir como hasta ahora, no muevan ficha y no busquen opciones realmente existentes.

Para más información sobre esto, te recomendamos que visites nuestra página de normativa 2030 del plástico.

Greenwashing: el producto verde, vende

A pesar de la poca claridad y la ineficiencia que hasta ahora han tenido las diferentes normativas, una idea está clara: los consumidores quieren productos sostenibles.

El “greenwashing”, también conocido como “ecoimpostura” o “ecopostureo” es utilizado en aquellos contextos en los que aparecen estrategias de marketing engañosas que afirman que el producto de una determinada marca es “eco-friendly” y que por lo tanto, el impacto causado en el planeta es menor.

Así, se hace un “lavado de cara” a la empresa que espera vender una imagen de marca sostenible y con gran responsabilidad ambiental. Teniendo en cuenta que los consumidores tienden a optar por marcas “bio” y sostenibles con el medioambiente, muchas veces incluso se sube el precio del producto sin que la empresa haya invertido un euro en optimizar sus procesos, sus materiales o su modelo de fabricación.

greenwashing

Un ejemplo muy claro lo encontramos cuando leemos que un envase es “bio”. ¿Qué significa esto? Pueden ser multitud de cosas, las tres menos engañosas son:

  • Origen bio: esto ocurre cuando la fuente de la que se saca el material es de origen vegetal. Sin embargo, esto no significa que tarde menos en biodegradarse o que no contamine si acaba en el mar.
  • Biodegradable: esto significa que el producto acaba biodegradándose sin generar contaminación en un periodo de tiempo más breve que el plástico convencional. Sin embargo, el material puede provenir, perfectamente, de fuentes de origen no renovable como el petróleo.
  • Origen bio y biodegradable: proviene de fuentes vegetales y además se biodegradan, como los grados de bioplástico ZIMIA.

En definitiva, a pesar de que el sector del envase y del embalaje puede lograr un modelo sostenible, estamos en un periodo de transición no muy ordenado, por lo que conviene uniformar la normativa, informar con la verdad a los consumidores y buscar entre todo un modelo que realmente sea sostenible.

Ponte en contacto